La odontología restauradora prioriza salvar tus piezas dentales naturales mediante tratamientos conservadores como son los empastes y las incrustaciones o reconstrucciones.  

Empastes u obturaciones

La finalidad de un empaste es sanar una caries. Siempre con la anestesia adecuada, una vez limpiamos la caries, eliminando cualquier mínimo resto de diente afectado, procedemos a reponer la parte del diente previamente erosionada con el objetivo de recuperar la total funcionalidad del diente y su conservación.

Incrustaciones

Reemplazamos la parte dañada de tu pieza dental recuperando la forma perfecta. Las incrustaciones las utilizamos cuando debemos reparar una parte especialmente grande de un diente. También nos sirven para cubrir grietas o fisuras. Las creamos en laboratorio con el objetivo de que encajen como un guante en el espacio requerido.

QUIERO UNA CITA

¿tienes alguNA PREGUNTA?

¡ESTAREMOS ENCANTADOS DE CONTESTARTE!